Programa de Preparación y Atención Psicológica para la Quimioterapia y la Radioterapia

 

 

 

 

La quimioterapia y la radioterapia son procedimientos que suelen generar en un inicio del tratamiento, altos niveles de ansiedad y miedo, básicamente porque con frecuencia se relacionan con fuertes efectos secundarios, debilitamiento del organismo e incluso muerte. Con los avances científicos de los últimos años, estos tratamientos han evolucionado, así como ha sucedido con las tecnologías para detectar tempranamente el cáncer. Y esto ha permitido, que los tratamientos sean menos agresivos y generen menores efectos secundarios.

Sin embargo aquellas personas que asisten a estos tratamientos con estados elevados de ansiedad, suelen presentar mayores malestares y dificultad para adaptarse a las condiciones que se le imponen en esta etapa de la vida.

Parte de los efectos secundarios que presentará el paciente, es una disminución en su sistema inmunológico, que logrará superar, con una adecuada alimentación, según las recomendaciones de su equipo médico y un estado de ánimo que logre manejar las múltiples emociones que se presentarán durante esta etapa.

Las investigaciones al respecto del estado de ánimo han demostrado que las personas con estados depresivos y ansiosos o con altos niveles de estrés presentan una menor respuesta de células que defienden el organismo (menor actividad de las células NK encargadas de destruir naturalmente las células del cáncer; mayor número de leucocitos en sangre periférico y menor número de linfocitos, B, T, Th y T citotóxico).

Si durante el tratamiento, en el paciente persisten estados de ánimo depresivos o ansiosos, muy probablemente se verá reflejado en sus exámenes de laboratorio y se pospondrá la quimioterapia, cosa que no es recomendable en este tipo de tratamientos puesto que se puede afectar la efectividad. Posterior al tratamiento, el paciente deberá buscar la forma de que su sistema inmunológico se encuentre fuerte y le permita defenderse de células anormales o dañinas a las que constantemente estamos expuestos.

 

Detectar debilidades propias, como tendencia al negativismo, nerviosismo, estrés, tristeza incontrolable, y atenderlas a tiempo, permitirán fortalecer nuestro cuerpo especialmente durante el tratamiento y prevenir la reaparición de enfermedades.

 

 

APRENDA A MANEJAR NAUSEAS, VOMITO Y DOLOR GENERADOS POR LA QUIMIOTERAPIA

Y algunos de los síntomas mas molestos en quimioterapia, como las nauseas, vómitos y dolor,  que en por lo menos el 25% de los pacientes los hace desistir de continuar con el tratamiento, a pesar de que esto signifique el avance de la enfermedad y la muerte, podrán aprenderse a manejarlos a través de técnicas psicológicas, incrementando su calidad de vida.

 

 

 

 

Datos de Contacto

Mónica Acosta Nieva

Psicóloga esp. Psicología Médica y de la Salud

Magíster en Psicooncología

email: monicanieva@yahoo.com

Dirección: cl 13b 16 - 08 cons. 414 Bogotá

tel. 316 5529704